Archivo de la etiqueta: Barrio italia

TÍO TOMATE INAUGURA NUEVO LOCAL EN BARRIO ITALIA

Una de las  pizzerías más entretenidas  de Santiago que destaca por su ambiente cálido, buena música, un estilo playero con buena atención y sus  pizzas a la piedra, inaugura una nueva sucursal en Barrio Italia, sumándose  a sus tres locales ubicados en Cachagua, Maitencillo y Paseo El Mañío de Vitacura.

 Tío Tomate ubicado en Avenida Italia 975,  emplazándose en  una casa estilo colonial con adoquines donde se destacaron sus paredes de adobe escondidas por años y una barra instalada en lo que fue un antiguo establ. La arquitectura estuvo a cargo de Jorge García, manteniendo la fachada clásica  del sector, que se entrelaza con el cálido ámbiente del Tío Tomate, sus deliciosas pizzas a la piedra y una coctelería clásica.

DSC_5593

El nuevo local de Barrio Italia llega para convertirse en la pizzería de barrio favorita de los jóvenes, adultos  y familias que quieran disfrutar de una relajada comida, probar sus pizzas de autor en las que destacan la clásica Tío Tomate con jamón serrano, rúcula y tomate, la novedosa pizza con carne mechada, queso azul y palta, o la Boloñesa con carne mechada, cebolla caramelizada y aceite de cilantro, o disfrutar de éstas en la comodidad de su casa gracias a la modalidad de retiro en local que Tío Tomate ofrece.

Un imperdible en el mapa gastronómico de Barrio Italia para relajarse junto a gastronomía y coctelería de primera de la mano de un servicio rápido y eficiente, ubicado a pasos de la Factoria Italia; Avenida Italia 975.

Abierto de Lunes a Sábado de  13:00 a 01:30 hrs.

Domingo de 13:00 a 23:00

22 3162176

Capperi . Sabores e Historias de Italia.

El Restaurante Italiano Capperi ya es todo un clásico del Barrio Italia en Santiago. Es por ello que aunque tenía muchas ganas de conocerlo, me había sido esquivo pues generalmente hay que reservar y en ello soy poco disciplinada.

LLegué un sábado al almuerzo, todas las mesas llenas. Luego de esperar un poquito logro sentarme en una mesa del patio interior. Lo primero que llama mi atención es el individual de papel que dice VINO PECORINO.  ¿Pecorino? ¿no es un queso? – me pregunté.

Y si ustedes se preguntaron lo mismo, sepan que no, que Pecorino significa «oveja» y, en este mantelito Franco, dueño del local, nos cuenta de este vino, de sus recuerdos de infancia en Abruzzo, su tierra natal y lo feliz que lo hace poder ofrecer a sus clientes este aromático vino blanco que como él define «fue su primer amor y el primer amor nunca se olvida».

Con esa introducción no hace falta contarles que pedí una copa de Pecorino, había que probarlo sin duda. Antes de ello y para abrir el apetito, un Aperol Spritz perfectamente elaborado y sabroso que acompaño mis croquetas de risotto atomatadas y rellenas con un poco de mozarella.

Animada y con ganas de probar más, pedí unos ravioles rellenos de merluza , que vienen con camarones, almejitas, choritos y una cantidad generosa de aceite de oliva. Intensos sabores mediterráneos y a mar. Acompañé mi plato con la copa de Pecorino, un vino que tiene cierta similitud con el Viognier por sus notas florales, de color dorado, acidez media + y un toque salino que hizo perfecto el maridaje.

Casi satisfecha y evaluando si pedir o no un postre, pido nuevamente las cartas y veo que cuentan con una variedad de vinos por copa encantadora, vinos italianos que no son fáciles de conseguir por aquí: Lambruscos, Prosecco, Chianti, Barbera, Pinot Grigio y Rosso Piceno, otro vino con una historia particular que podrán leer en otro de los mantelitos del local.

Tentada al ver ese Píceno, del que no había oído antes, me tenté con una copa, un vino seco de acidez alta, de color granate profundo y aromas a fruta negra, higo, licoroso. Está elaborado a partir de Sangiovese y Montepulciano.

Como ninguna felicidad es eterna, llega el momento del poste: el tiramisú y un expresso, ambos bien elaborados, terminando con un bajativo de Genciana, de la casa.

Capperi tiene un público muy fiel y variado. Un ambiente agradable y una carta amplia, con picoteos donde además de las croquetas de risotto les puedo sugerir el queso mozarella  y el carpaccio de pulpo.  Y para los platos principales …. muchas opciones de pizza, de esas de masa delgada, pastas rellenas, opciones vegetarianas también.

Pues bueno, en resumen, un lugar muy recomendable y sobre todo una forma de darnos un viajecito a Italia a través de sus sabores e historias.

 

 

Tertulia de Vinos. Grata Experiencia

tertulia1Tenía un grupo de amigos con los que solíamos salir todos los miércoles, sin lugar a excusas. Vivíamos en una ciudad muy pequeña y había que ingeniárselas para acortar la semana y entretenerse. Cuando vives en el capital todo cambia, nunca hay tiempo, todo va rápido y coordinar una junta con amigos es casi una misión imposible.

El año pasado me enteré que había un evento llamado “Tertulia de vinos” del blog Instante de Vinos y me dieron muchas ganas de ir pero por distintas razones no pude hasta ahora.

¿En qué consiste? Pues bien, creo que principalmente consiste en animarte a conocer otras personas y dejar que te conozcan, lo cual se hace mucho más fácil y ameno acompañado de una buena copa de vino.

tertulia4La cita era a las 20:00 en el Restaurante Lusitano del Barrio Italia. El lugar va cambiando en cada ocasión.  Éramos un grupo de 12 personas, un grupo heterogéneo pero con un factor común: un cariño especial por el vino. Algunos fueron solos, otros con algún amigo o en parejas.

Nuestros anfitriones Fernanda y Eduardo nos dan la bienvenida y nos cuentan un poco de la historia detrás de las Tertulias, de cómo partió la idea y cuál sería la dinámica del encuentro.

En esta ocasión tomaríamos vinos de J. Bouchon. Como es costumbre partimos con los vinos blancos, el nuevo semillón “Las Mercedes”. Brindamos de inmediato con el objetivo de que nos pusiéramos más conversadores J

tertulia2Copa en Mano nos invitaron a contar alguna experiencia nuestra relacionada con el vino, podía ser por ejemplo la primera vez que tomaste vino, revelar un secreto o un placer culpable (como mezclar el vino con jugos o bebidas) o algún recuerdo importante donde el vino fuese protagonista.

Continuamos con otro vino, esta vez un Rosé muy fresco y tremendamente aromático. Me da la impresión que a todos les agradó pues corrimos a fotografiar la botella. Para acompañarlo nos ofrecieron unas ricas tapas de salmón ahumado y otras de tomate y queso.

Viene el momento de las tarjetas….. Nos entregan unas tarjetas con frases, preguntas, usanzas y demás relacionadas al vino. Debíamos escoger una y podíamos hablar al respecto o preguntarle a nuestros anfitriones, quienes gentilmente y libros en mano daban respuesta a las consultas y hasta recitaban poemas.

tertulia6LLegamos a los tintos de J. Bouchon: Canto del Sur (Carmenere, Carignan, País) y un Merlot acompañados de mini brochetas capresse y empanaditas fritas que estaban muy ricas y muy, muy calientes!

Para ese momento ya estábamos todos de lo más conversadores y la conversación derivó a cientos de temas distintos: viajes, café, anécdotas de trabajo, emprendimientos, proyectos y sueños.

Los vinos que más me gustaron, el Rosé y Canto del Sur… Pero lo que más me gustó fue la experiencia de poder conocer y compartir con gente maravillosa.

à bientôt

Una aventura en Come y Calla – Taller de Cocina

Hace un par de años se pusieron de moda en Santiago las cenas a puerta cerrada, una experiencia íntima entre los cocineros, los productos del mercado y nosotros los comensales.

La Dinámica? Un grupo personas que no se conocen, en el lugar y hora pactados dispuestos a dejarse sorprender por las creaciones de un cocinero y su equipo. Aquí no hay cartas, todo es sorpresa. Esta vez nos animamos a conocer otra casa, otra cocina y visitamos Come y Calla en el barrio Italia disfrutando de una noche llena de sabores y detalles de la mano de Patricio, el chef, quien nos esperaba con una cena maridaje de 7 tiempos.
image

Llegamos a las 21:00 según lo indicado. Nos recibieron en la terraza con un mojito de rocoto, bien potente y picante junto a un rollito de ceviche envuelto en papel de arroz. Durante ese momento los 10 comensales aprovechamos de presentarnos y conversar un poco.

Luego pasamos a la mesa, una mesa larga en un ambiente muy acogedor. El segundo tiempo fue mi favorito, un gazpacho de lechuga coronado con salsa de ajo, brotes de mostaza, almendras y aceitunas verdes en mitades maridado con un Rose a temperatura ideal. Fue definitivamente una explosión de sabores.

El tercer tiempo, un mini sandwich de pescada frita , la fritura excelente! y maridado con una cerveza helada que vino perfecta para esta noche de verano. Continuamos con el plato principal y mi segundo favorito: lomo vetado dorado por fuera y jugoso por dentro, sal gruesa y salsa de frutos rojos, servido con un mini pastel de papas camote y chilotas en sartén de hierro. El maridaje de este plato fue un ensamblaje con Syrah de protagonista, una buena elección.
A este punto, todos eramos muy amigos, la conversación fluía natural y muy animada.

Continuamos con el quinto plato y llegamos a la hora de los dulces, el «melvin» en una elegante versión, granita de melón tuna y cubitos de gelatina de vino blanco. Como postre final , una sopa de sandia con granita de pomelo, crema de melón y frutas de estación. Terminamos con café, galletas, bajativo de la casa hecho con avellanas y cabritas saborizadas.
Cada plato fue explicado por Patricio y los vinos fueron todos de J. Bouchon.

Nos gusto tanto que dos semanas después volvimos por mas, a la cena del 14 de febrero. Dada la ocasión, el formato fue en mesas separadas con velas y flores . Partimos con un cocktail de rosas y romero, Luego Ostras, ensalada de brotes con uvas, alioli y jamón curado. Como plato principal: pescado de roca con rissotto y de postre parfait de plátano con base de quinua chocolate. El postre no estuvo a la altura de todo lo demás pues parte de la guarnición no se podía comer y la base del postre estaba muy dura y no se podía partir con el cubierto. Finalmente café, infusiones , y un turrón se almendras que estaba delicioso. Esa noche nos sirvieron una infusión de canela y ginseg, nos gusto tanto que se ha hecho parte de nuestra mesa.

imageSe los recomiendo totalmente, la atención un 7. Cada plato es explicado, el ambiente encantador, una gran oportunidad de probar nuevos sabores y texturas.

Las cenas se realizan al parecer semana por medio y pueden enterarse de ellas siguiendo a Casa de cocina comeycalla en facebook   www.facebook.com/TallerComeyCalla.

Espero les guste este dato, hasta la próxima y a disfrutar!

Una Cena a Puerta Cerrada… En Silvestre Bistró

culinary1Este nuevo Bistró abrió sus puertas hace casi dos meses en Barrio Italia. Con una propuesta de cocina de mercado y de autor que comparten otros destacados lugares como Salvador cocina, Mulato y 99 Restaurante. Un concepto que partió de moda en Santiago y al parecer y para mi alegría llegó para quedarse.

Bajo esta línea, Silvestre busca hacerse un lugar en este singular barrio. No tiene carta, cada día crean platos distintos inspirados en lo que la feria ofrece y en la imaginación y amor por la cocina del cocinero y dueño del lugar. Todos los días tiene un menú de almuerzo distinto, donde las verduras y legumbres tienen un lugar privilegiado.

El Sábado organizaron una cena a puerta cerrada a la cual asistí y deseo compartir la experiencia con ustedes.

La cita era a las 21:00 horas, llegamos… un ambiente distendido, con una singular decoración de cierto estilo vintage.

Como aun no cuentan con patente de alcoholes la cena era con descorche, es decir, si deseabas podías llevar tu botella de vino. Como ya habían publicado el menú, consulté con algunos amigos sobre que vino llevar. Finalmente elegí 3 candidatos y a la suerte de la olla el ganador fue: Pinot Noir de Clava Quintay comprado en la vendimia de Casa Blanca. La suerte estuvo de nuestro lado pues fue un buen acompañante de los diferentes platos.

Para partir, Sorrentinos de Beterraga: Finas láminas de Beterragas rellenas de queso, en una interesante presentación. El segundo plato consistió de dos discos de terrina de espárragos y queso, uno de ellos tenía también aceituna, ambos muy sabrosos.

El plato principal fue definitivamente el que más nos gustó. Me agrada mucho cocinar y regularmente preparo legumbres pero no se me había ocurrido una preparación como esta. Tenía el aspecto de un chupe, o un pastel. Estaba hecho en base a puré de garbanzos, con una especie de pino muy ligero y algo dulce, con aceitunas verdes y venía gratinado. Rico y contundente.

De postre, helado de queso azul preparado allí mismo, perfumado con vainilla y romero, servido con nueces tostadas y molidas que le daban un toque crocante y sabroso.

En resumen, lo disfruté y lo recomiendo. Aun no he probado sus menús del almuerzo, pero seguro que iré apenas tenga oportunidad.

culinary

Casa Luz – Excelente Cocina

Siempre he pensado y cada día estoy más convencida que lo que hace a un restaurante bueno o destacado no es solo la comida. Por supuesto que una comida sabrosa es primordial, pero visitar y disfrutar de un restaurante es mucho mas.

Hace casi un año que deseaba conocer este local y hoy, finalmente, se dio la ocasión.

En cuanto al decoración, muy bien lograda, con muchos detalles, sin ver se para nada sobrecargada. Han logrado crear tres ambiente:  La barra, el comedor principal y la terraza.

La carta de bar correcta y amplia, buenos sours y estupenda sangría, buena variedad de cervezas , extensa lista de vinos por botella, reducida la lista de vinos por copa pero variada y correctamente seleccionada.  (precio  por copa $ 2.000 a 4.000)

atún con verduras
Entradas y tapas

Opciones muy tentadoras y variadas, al parecer las tapas vienen siempre por 4 unidades. Multiples opciones:  carpaccio de res, tartare de atún, croquetas de jamón serrano, mini sopaipillas con lechón y pebre, etc.  Hoy probé esta ultima, que puedo comentar?  IMPECABLE, tenía miedo que la preparación fuera grasosa o que el cerdo estuviese en trozos muy grandes o la carne no estuviese suave, pero estaba simplemente perfecto. Las sopaipillas crujientes y el cerdo lleno de sabor.

Platos principales 

Si bien la carta es acotada, cumple con ofrecer platos con pescado, carne de res y opciones sin carne (un risotto con truffa que espero probar muy pronto). Tienen también garrón de cordero, definitivamente era cordero lechal.

Probé la merluza negra con rissotto de mariscos y un toque de salsa de maracuya que le venía muy bien, aunque tenía mis dudas con esa combinación, el hecho de que el coulis de maracuya estuviese a un lado y que el rissotto tuviese un sabor intenso lograban una excelente combinación.

Los precios entre $8.00 y $10.000, todos vienen con guarnición

*Aquí quisiera comentar que aunque en Chile es costumbre que la guarnición va y se cobra por separado, los chefs mas afamados conciben el plato como un todo, incluyendo cada detalle (porciones, presentación , salas , temperatura, etc.) por lo tanto… salvo que sea DEMASIADO necesario para ustedes…. No pidan cambiar el acompañamiento.

Postres

Tienen unas 5 opciones,  un par de ellas creativas por ejemplo una porción de sémola con naranja confitada y  con una cubierta crujiente acompañada de helado y frutillas. (Entre $ 3.000 y $5.000)

casa luz

La atención buena , amable , eficiente.

Que mas decir, como habrán notado , me quedé encantada.

Felicidades al cheff, pues se nota claramente su calidad profesional , buena escuela, buena técnica y mucha practica.