Burbujas que Encantan  

Se acerca el fin de año y cómo es costumbre viene siempre cargado de tradiciones, celebraciones y recuerdos. Yo recuerdo aún fascinada las copas doradas y centellantes, copas talladas de flores en forma de cono invertido y esas juguetonas líneas de burbujas que se formaban en su interior movimiento y otorgaban la apariencia de un collar de perlas o mostacillas.

Sin duda el momento de máxima popularidad de los espumantes son precisamente estos, los de fin de año, así que quiero contarles un poco sobre los espumantes, su elaboración y algunos datos que espero les ayuden a seleccionar el espumante ideal para estas fiestas. ¿Me acompañan?

¿Es lo mismo decir Champagne que espumante?

“Todos los Champagne son espumantes pero pocos espumantes son Champagne”

El espumante más famoso en el mundo es el Champagne. Son espumantes elaborados en una zona específica al norte de Francia estrictamente definida en su denominación de origen.  Las variedades de uva permitidas en su elaboración son 7, las más frecuentes y conocidas son Chardonnay (variedad blanca) y Pinot Noir (variedad tinta), además las podas deben ser realizadas por podadores certificados y únicamente está permitida la vendimia o cosecha manual. Un Champagne deberá tener un tiempo de reposo junto a lías de 15 meses como mínimo.

¿y qué son las lías?

Las lías son básicamente los cuerpos de las levaduras muertas, sé que esto no suena muy festivo pero ellas juegan un rol muy importante en la creación de espumantes de mayor categoría pues aportarán al espumante características sensoriales muy especiales como mayor cuerpo, cremosidad y estructura, una burbuja más pequeña y consistente y también aromas y sabores característicos como masa de pan, galletas, brioche, lácteos y/o mazapán.

FERRARI PERLÉ TRENTO DOC

¿De dónde vienen las burbujas?

Las burbujas que dan vida a los espumantes son simplemente CO2 o gas carbónico y este gas carbónico se produce naturalmente durante el proceso de fermentación, sin embargo, normalmente se le deja escapar al ambiente y por ello los vinos que consumimos no tienen burbujas. Para hacer un espumante tendremos que mantenerlas en el vino o incorporarlas en una segunda fermentación.

¿Cuál es la diferencia entre el método Champagnoise y el Charmat?

Ambos métodos contemplan una segunda fermentación, también llamada toma de espuma. En el método Champagnoise esta segunda fermentación se realiza en cada botella mientras qué en el método Charmat se realiza en tanques de acero inoxidable especialmente acondicionados para resistir la presión genereada por las burbujas.

¿Qué son los Asti?

Los Asti son espumantes muy especiales pues se elaboran por el método Asti, un método que considera una sola fermentación y donde las levaduras son inactivadas por frio y retiradas del vino antes de que se coman todo el azúcar y la transformen en alcohol. Por ello los Espumantes Asti son generalmente dulces y bajos en alcohol, además de ser muy expresivos en sabores y aromas

¿Los espumantes tienen menos calorías que el vino?

Es un mito. Los espumantes que generalmente consumimos suelen ser espumantes Brut, ello significa que pueden tener hasta 12g de azúcar por litro mientras que un vino seco blanco o tinto suelen tener menos de 5g de azúcar por litro.

¿Cómo puedo conocer el nivel de dulzor del espumante al comprarlo?

Es muy fácil, pues los espumantes lo suelen indicar en la etiqueta, aunque con términos que no muchos conocen, les explico:

Brut Nature         0 – 3 g /L

Extra Brut           Hasta 6 g/L

Brut                       Hasta 12 g/L

Extra Dry             12 – 17 g/L

Dry                        17 –32 g/L

Demi sec             32 – 50 g/L

Dulce                    Más de 50 g/L

¿En qué momento es recomendable servir un espumante?

Coco Chanel solía decir: “Solo bebo champagne en dos ocasiones: cuando estoy enamorada y cuando no lo estoy”.

Su frase sin duda nos da la respuesta: Un espumante se puede servir y disfruar en cualquier momento.

Los distintos estilos de espumante que existen nos permiten perfectamente ir con ellos del aperitivo hasta el postre.

Para el aperitivo podremos pensar por ejemplo en un Cava joven donde tendremos mayor frescor y notas florales. Para entradas o platos de carnes blancas bien vendría algún espumante brut de método Charmat. Para pastas o preparaciones con salsas cremosas sin duda un espumante método Champagnoise o tradicional ojalá con más de 15 meses con lías, para carnes rojas podremos optar por grandes burbujas de 36 meses con lías o un buen espumante Blanc de Noir o rosado extra brut y para el postre un Demi sec o un Asti serían la opción ideal.

¿A qué temperatura servirlos?

Lo ideal es servirlos entre 6 y 8 grados. Para alcanzar esta temperatura podemos guardarlo por al menos 4 horas en el refrigerador o colocarlos en una hielera o cubetera con mitad hielo y mitad agua por 30 minutos.

Si quieres conocer más sobre el VINO y sus delicadezas, te espero en mis cursos @la_academiadelvino

Deja una respuesta

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Salir /  Cambiar )

Google photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google. Salir /  Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Salir /  Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Salir /  Cambiar )

Conectando a %s