Idahue. El nuevo origen de los vinos La Ronciere

Viña La Ronciere, de mano de su enólogo Juan Aurelio Muñoz,  ha realizado una gran apuesta. Al igual que varias viñas en Chile que buscan mantenerse a la vanguardia y elaborar vinos cada vez de mejor calidad, realizando una exhaustiva investigación y selección del terroir y de las variedades que puedan desarrollarse y expresarse de mejor manera en ellos. Este es un trabajo que no se hace de la noche a la mañana, requiere de mucho tiempo, esfuerzo y de una gran inversión.

Habiendo tomado el riesgo, luego de sembrar es tiempo de cosechar y La Ronciere está próximo a lanzar sus primeros vinos de Idahue, cosecha 2015. El viñedo de Idahue está ubicado a 25km del mar en la VII región, allí se están plantando 200 hectareas de vides. El objetivo es,  dadas las condiciones de terroir de la zona, obtener vinos elegantes, con notas de fruta fresca y buena acidez.

¿Qué cepas están plantando?

Solo variedades tintas:  Merlot, Syrah, Cabernet Sauvignon, Cabernet Franc, Carignan y Petit Verdot. Plantaciones de alta densidad, es decir,  muy juntas unas con otras. Esto con el fin de  disminuir los rendimientos y conseguir un producción de mayor concentración y calidad.

¿Que probamos?

La Ronciere Espumante

Partimos con el Bonus track del día: El Espumante La Ronciere, ganador en el Concurso Catador 2016 50/50 Pinot Noir / Chardonnay. Espumante de método tradicional, con paso por barrica para dar más volumen y complejidad aromática. Burbuja abundante, pequeña, delicada. Aromas a piel de naranja, membrillo (evolución) , brioche. Sensación salina en boca.  Un espumante de nicho bien diferente al estilo fresco y cítrico que está de moda.

Continuamos con lo que teníamos mucho interés de probar: la primera cosecha de Idahue que se transforma en vino.  Merlot, Syrah, Cabernet Sauvignon y Cabernet Franc cosechas 2015.  Estos vinos aún no están terminados, lo cual hace mucho más interesante y desafiante la degustación pues más que evaluar la calidad de lo que se prueba, hay que deducir su potencial, lo que creemos podremos ver en esas botellas cuando se lancen al mercado.

La-Ronciere-Idahue-2016

Notas de cata:

En los cuatro monovarietales, un hilo conductor : ligero aroma a tomillo. En lo visual, colores vivos característicos de vinos jóvenes y de intensidad media.

  • Cabernet Sauvignon: Fruta roja y pimienta negra, tanino y acidez altos y agradables, cuerpo medio, equilibrado. Este CS fue mi preferido dentro de las 4 muestras monovarietales. Un estilo de Cab. Sauvignon más joven y fresco. Muy agradable y versátil , para acompañar de pizzas a carnes.
  • Syrah: Muy agradable en nariz, aromas a lilas, vainilla , ciruela negra, almendra tostada. Tanino , cuerpo y acidez medio+. Fresco y aromático.
  • Cabernet Franc: Aquí, en mi opinión, hay que esperar. Pensemos que el CF es una cepa con mucha personalidad y estás parras son muy jóvenes (3 años). Los Taninos altos algo rústicos, interesante complejidad aromática dominando las nota a hierbas de cocina y notas cárnicas. Con muchas aristas, propias de la juventud de la parra y el vino…. Será muy interesante probarlo en un par de años.
  • Merlot:  Aromas a fruta roja y vainilla. De tanino cuerpo y acidez medios. Me gustaría probarlo en maridaje con un cheescake de berries bajo en  azúcar. El alcohol se sentía alto, aunque seguramente no tenía más graduación que las demás cepas.

Como Segundo Bonus track probamos Solare 2014 y 2015. Solare es el vino Icono de la Viña un ensamblaje que varía su composición año a año y que espera verse enriquecido con  los mostos del nuevo Terroir.

Prepárense entonces a probar lo nuevo y si tiene por allí vinos La Ronciere de otras añadas, les recomendaría guardarlos y esperar el lanzamiento de los nuevos vinos para que realicen una cata comparada y comenten sus impresiones.  Siempre es un buen y entretenido ejercicio.

 Mis recomendados:

wp-image-908402340jpg.jpg

El pase de diapositivas requiere JavaScript.

Anuncios