Al Corte Patagón. Carnes de Aysén a su mesa!!

al corte partagon

Un excelente lugar para comer carnes de calidad en Barrio Bellavista… y atendido por su propio dueño. La carta incluye variedad de cortes de carne de res y cordero traídas desde Coyhaique, además de buenas opciones de pastas y pescados, adecuada carta de vinos y algunas cervezas artesanales.

Sábado y familia con antojo de Carne. Andábamos de paseo por Bellavista y nos topamos con Al Corte Patagón. Una casona grande de pisos de madera y con una parrilla enorme en el fondo del salón.   Rápidamente nos traen la carta junto a pan de yema que preparan allí mismo acompañado de alioli y pebre de estilo sureño, con más cebolla, más picante y de sabor ahumado.

Nos tentamos con Pisco Sour. Tenían una buena variedad de empanadas para picotear, me llamó la atención una de arrollado huaso, pero preferimos no pedirla pues los restaurantes de carne suelen ser abundantes. En su lugar, ordenamos Ceviche de Salmón, bien aliñado, con el sabor de los ceviches más tradicionales de Lima a los que se les agrega un toque de apio picado, acompañado de camote dulce y dientes de choclo bien gorditos.

 Conversando un poco con Don Vicente, el garzón, nos comenta que el chef de “la cocina” es peruano, pero que las carnes las prepara Don Pablo, “él es el especialista” – nos dice.

Mientras revisábamos la carta, se acerca Pablo, el dueño, a contarnos un poco de las carnes y ayudarnos a elegir. Resulta que el restaurante se llama así porque él es de Coyhaique y que las carnes las trae de allá mismo por avión. Nos instó a probar el cordero y el lomo vetado…. nosotros obedecimos, en parte para constatar si realmente lográbamos sentir la diferencia de sabor, textura, aroma debidas a su procedencia y a la forma en que se crían y alimentan estos animales.

Llegaron las carnes, a punto.  A veces da susto pedir cordero porque el sabor y aromas intensos y te acompañan varias horas después de terminada la comida. En este caso no es así. La carne era tierna, sabrosa, jugosa y sobre todo de aroma delicado y una grasa fresca, joven y perfectamente integrada a la carne.

Para terminar nuestra experiencia, pedimos tiramisú y café expresso. El café perfecto, bien preparado, el tiramisú rico, pero tenía encima mucho cacao en polvo que secaba mucho la boca.

Si usted  gusta de  conocer más que la comida de los restaurantes que visita, Pablo y Don Vicente los esperan dispuestos a contar alguna historia del Sur de Chile y su gastronomía.

Los Precios:

Si van en familia les recomiendo pedir las parrillas para 3 (que podría alcanzar para 4 sin dificultades) Viene con Lomo, chorizo, cerdo y pollo, porción de papas cocidas y ensalada surtida ….  $32.900

Donde:

Mallinkrodt 184. Barrio Bellavista. Providencia. Santiago de Chile